Redacción de informes de justicia penal: entrevistar a una persona con necesidades especiales

Los agentes de policía a menudo se encuentran con ciudadanos con necesidades especiales, como problemas de visión, concierto o movilidad. Estos consejos lo ayudarán a realizar una entrevista de forma efectivo y efectiva.

1. Use su voz de forma apropiada. Muchas personas comienzan a abroncar sin pensarlo cuando hablan con una persona en apero de ruedas o alguno que no puede ver. Acento normalmente. (El mismo principio se aplica cuando hablas con alguno que no sabe mucho inglés. ¡Chillar no ayudará!)

2. Mantenga el contacto visual. Siéntese si el ciudadano está acostado en la cama o sentado en una apero de ruedas. Dirija sus preguntas a la persona que está entrevistando, no a un casero o cuidador (a menos que se le solicite).

3. Sea respetuoso. No acaricie ni juegue con un animal de servicio. Obtenga permiso ayer de mover o ajustar una apero de ruedas. No se tropiece con la cama de un paciente ni se siente en ella. Escuche con paciencia a los ciudadanos con impedimentos del deje: no los entrene ni termine sus palabras u oraciones por ellos. Una persona ciega apreciará memorizar quién más está presente durante una entrevista.

4. Ofrezca ayuda cuando sea necesario (pero pregunte primero). Una persona ciega puede apreciar que le guíen suavemente por el codo. Algunas personas con problemas de concierto pueden observar los labios si la luz es buena y estás directamente en su ristra de visión. Pregunte cómo puede simplificar la entrevista y dé seguimiento cuando el ciudadano haga una sugerencia o solicitud adecuada.

5. Reconozca la inteligencia de la persona. Es muy comprensible ser condescendiente o insultar a una persona que tiene una discapacidad. Utilice el mismo vocabulario y estructura de oraciones que aportaría a cualquier entrevista. Por ejemplo, está aceptablemente usar palabras como «ver» y «caminar» en una conversación con una persona ciega o alguno sentado en una apero de ruedas.

6. No tirada conclusiones precipitadas sobre habilidades físicas o mentales, especialmente cuando se tráfico de un crío o una persona maduro. Una persona de casi cualquier perduración, zagal o maduro, puede tener información útil para usted.

7. Haga arreglos para que haya un adulto presente cuando entreviste a un crío. Si se necesita privacidad, tenga al adulto lo suficientemente cerca para que el crío lo vea, o retrase la entrevista hasta que pueda colocar a un adulto en quien el crío pueda dejarlo en Dios.

8. Tenga cuidado cuando hable con una tercera persona: un técnico de emergencias médicas, un capellán, una enfermera, un bombero u otro oficial. Evite las bromas insensibles o los insultos que un ciudadano pueda escuchar. En una habitación de hospital, recuerde que un paciente que parece inconsciente aún puede escuchar lo que está diciendo.

Estos sencillos consejos demuestran su profesionalismo, lo que genera confianza en usted y en su agencia. Revíselos y practíquelos hasta que se conviertan en poco natural: le serán de gran utilidad a lo holgado de su carrera policial.

Deja un comentario